«Todavía se nos ponen los pelos de punta cuando nos acordamos de la experiencia»

El pasado sábado tuvo lugar el Día Solidario de las Empresas, en el que Cetelem estuvo presente con 3 equipos de Voluntarios en Madrid y Sevilla. Los colaboradores que capitanearon esos equipos han querido contarnos en el blog su experiencia.

Hoy es Raquel García la que nos deja la historia de nuestros Voluntarios adecuando una senda ecológica en Canencia:

El pasado sábado tuve la suerte de participar con Cetelem en el Día Solidario de las Empresas, un programa de voluntariado corporativo cuyo objetivo es acercar el espíritu voluntario a las compañías.

Capitaneé un equipo de 10 colaboradores, que elegimos participar en la adecuación de una senda ecológica en la sierra de Madrid.

Todavía se nos ponen los pelos de punta cuando nos acordamos de la experiencia, ¡que resultó de lo más gratificante!  A primera hora nos encontramos con los chicos de de Cooperación Internacional  y Asociación Gaia, que dirigían la actividad. En total fueron 10 empresas las que participamos en esta actividad, además de guardas forestales que nos ayudaron también. En poco tiempo nos habíamos juntado más de un centenar de personas con un espíritu de trabajo y un optimismo que no son descriptibles con palabras, y que nos apresaron a todos.

Creamos grupos de trabajo,  mezclándonos con colaboradores de otras empresas, y comenzamos a trabajar en la reparación de sendas que, por su uso o por la lluvia, estaban infranqueables. El trabajo en equipo resultó muy sencillo: la división de las tareas, la elección de las herramientas… ¿de verdad acabábamos de conocer a esas personas?

Pronto estábamos hablando de nuestras empresas y ¡nos sentimos orgullosos!: “Que buen rollo debe haber en Cetelem, ¿no? ¿Estáis en otras actividades solidarias?” Pues sí 🙂

Cuando acabamos la jornada y miramos hacia atrás para ver como había quedado la senda no podíamos creerlo, ¡¡impresionante!! Delineada, limpia, arreglada… Es muy satisfactorio disfrutar de un trabajo bien hecho. Ese es el espíritu de Cetelem: un objetivo común, trabajo en equipo y ¡muchas ganas de hacer todo lo que está en nuestras manos!

En las charlas que hemos tenido después de la actividad el equipo y con otros grupos solidarios, todos coincidimos: hemos crecido como personas, valoramos más el trabajo de responsabilidad social que hace nuestra organización y nuestros ojos miran la realidad de una manera más humana, más comprensiva… Todos vamos a volver a participar en iniciativas de este tipo y todos queremos contagiar al resto de compañeros de nuestra vivencia.

Compañeros, ¡nos vemos en la próxima! 🙂

Equipo de Voluntarios Cetelem en Canencia durante el Día Solidario de las Empresas

Raquel García
Capitana del equipo de Voluntarios Cetelem en Canencia

Compartir este artículo

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

Buscar

Twitter