10 ámbitos para implicarse en el voluntariado

Para luchar contra la desigualdad social, para ayudar a los parados, para cuidar a los más mayores, para preservar el medio ambiente, para proteger los derechos de los inmigrantes, por la escolarización en medios rurales… Son muchos los motivos por los que uno decide ser voluntario. En España ya hay más de cuatro millones de personas dispuestas a ayudar a los demás, y los ámbitos en los que se pueden intervenir son muy heterogéneos. Estos son algunos de ellos:

Los voluntarios en proyectos para evitar la exclusión social trabajan por la defensa de derechos de los colectivos en riesgo de exclusión social (minorías étnicas, reclusos, niños, inmigrantes, mujeres…), facilitándoles servicios básicos y promoviendo su reinserción en la sociedad.

Foto: http://voluntariosenaccionhn.blogspot.com/

El voluntariado de protección civil y emergencias proporciona asistencia ante cualquier tipo de accidente o catástrofe, así como la salvaguarda de los bienes y del medio ambiente. Primeros auxilios, manejo de vehículos de emergencias, extinción forestal o seguridad vial son algunas de las tareas que desempeñan estos voluntarios.

Aquellos que trabajan por la educación y la cultura son los voluntarios que promueven la participación ciudadana en el estos ámbitos, favoreciendo la difusión, recuperación y conservación de las identidades culturales.

El voluntariado en Medio ambiente desarrolla campañas de sensibilización, protección de especies en peligro de extinción, adecuación de sendas ecológicas o denuncias contra aquellas actuaciones que dañan el planeta, entre otras.

Cooperación al desarrollo, promoción del progreso económico y social global de manera sostenible y equitativo con programas de educación, medio ambiente, lucha contra la pobreza o sanitarios.

En el ámbito de las discapacidades (física, sensorial o intelectual), los voluntarios participan en programas de prevención, tratamiento y rehabilitación de las mismas. Además, contribuyen a erradicar cualquier tipo de discriminación y a favorecer la inclusión de los discapacitados en la sociedad.

La asistencia y apoyo a afectados por adicciones y dependencias es otro de los ámbitos en los que se puede colaborar como voluntario, echando una mano en programas de reinserción o llevando a cabo campañas de información y sensibilización.

Salud, el voluntario trabaja en la promoción de la salud, promulgando hábitos de vida saludables  y ayudando en situaciones de necesidad sanitaria o humanitaria.

Los voluntarios por los derechos humanos trabajan en la protección y defensa de los bienes primarios y básicos para la garantía de una vida digna sin distinción de etnia, color, sexo, idioma, religión…

Voluntariado de ocio y tiempo libre: hacen labores de acompañamiento, dinamización, motivación o socialización que contribuyen al desarrollo integral de las personas.

Si estás decidido a ser granito de arena en alguna ONG, asociación sin ánimo de lucro o en las actividades de RSC que tu empresa organice, infórmate sobre las necesidades que haya y establece con ellos qué colaboración puedes ofrecer según tus conocimientos, situación personal y tiempo. ¡Anímate!

Compartir este artículo

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

Buscar

Twitter