Carta abierta a los empleados de Cetelem en España

El Director General de BNP Paribas Personal Finance en España, Franck Vignard, se dirige a todos los equipos para trasladarles las prioridades de la compañía ante la difícil situación provocada por el coronavirus: “Habéis demostrado en estos días un compromiso profesional y humano excepcional, y habéis realizado, desde el inicio de esta crisis, un trabajo excepcional y en tiempo récord para asegurar la salud de todos nosotros, pero también la continuidad y la calidad de nuestros servicios”.

Queridos compañeros

Antes de nada, me gustaría compartir todo mi afecto con las personas que están convalecientes o tienen familiares o amigos afectados. Tanto el Comité de Dirección como yo mismo les deseamos una pronta recuperación y mucho ánimo tanto para ellos como para todo su entorno.

Gracias a un trabajo increíble de los equipos de Sistemas de la Información (IT) y Operaciones, tenemos a todos los equipos en teletrabajo, en la seguridad de sus domicilios, cuidando así de su salud y de todos nosotros, contribuyendo con el esfuerzo de la sociedad en su conjunto. Será un periodo decisivo en la lucha contra la crisis sanitaria provocada por la Covid-19, así que os pido a todos, en primer lugar, que pensemos en nuestra salud y de la de todos los demás, y en segundo lugar, y en consecuencia, que nos quedemos en casa mientras sea posible. Respetemos siempre las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

Quiero añadir un agradecimiento expreso a cada uno de vosotros. Habéis demostrado en estos días un compromiso profesional y humano excepcional. Habéis realizado, desde el inicio de esta crisis, un trabajo excelente, en tiempo record, para asegurar la salud de todos nosotros, pero también la continuidad y la calidad de nuestros servicios. Nunca hubiéramos imaginado que ser una empresa con un índice de digitalización por encima de 92% sería importante no solamente para nuestro modelo de negocio, sino también para contribuir de manera concreta a un esfuerzo colectivo como es este periodo de confinamiento.

Esta crisis a diferencia de otras, no es una crisis financiera, sino sanitaria. En este sentido, ahora más que nunca, es el momento de colocar a nuestros clientes en el centro. Muchos están viviendo una situación muy difícil, batallando contra la enfermedad, o viviendo el combate de un familiar o amigo contra este nuevo virus. Otros, por fortuna, gozan y gozarán de buena salud y otros, desgraciadamente, pasarán un año muy complicado en lo económico por el esfuerzo colectivo para aplanar la curva de contagio. Estamos viendo no pocas empresas que, para asegurar su continuidad, acuden a ERTEs; sectores enteros han tenido que detener su actividad, la fuente de ingresos de muchas familias ha quedado interrumpida. Son medidas necesarias para controlar la epidemia y asegurar que estos actores puedan volver a operar normalmente una vez controlada la crisis. En nuestro caso, estamos en un sector esencial de la economía y nos toca asegurar el mantenimiento de un servicio que para muchos de nuestros clientes es decisivo y para la sociedad esencial. Estoy convencido de que todo esto pasará. Con la colaboración de todos, llegará el momento en que habremos vencido a la enfermedad, y recuperaremos con avidez todo lo que pausamos más allá del umbral de la puerta de nuestros hogares: abrazaremos a nuestra gente querida, nos lanzaremos a recuperar nuestros sitios y espacios, y volveremos a tejer los hilos que nos unen a la sociedad y nuestro entorno.

Va a ser duro, pero también, quiero remarcarlo, transitorio. Y en este contexto, tenemos y debemos dar respuestas a nuestros clientes. Es nuestra prioridad como compañía. Tenemos las herramientas necesarias; tenemos un portfolio de productos que se adapta a las necesidades y a la situación de nuestros clientes; tenemos los mecanismos necesarios para darles respuestas individualizadas a cada cliente según sus necesidades en estos momentos. La respuesta tiene que ser individualizada en función del producto y de la situación de cada uno. Puede pasar por activar su seguro cuando lo tenga, usar las facilidades de pago previstas en nuestros productos y, si fuera necesario, dar a los que lo necesiten un periodo de carencia para superar este periodo. Tenemos, también, la apuesta inquebrantable de nuestra compañía por la digitalización que ha hecho posible que hoy nuestros clientes puedan operar con normalidad desde sus casas a través de nuestra ‘app’ y nuestras webs.

Por último, quiero lanzar un mensaje de confianza. Nuestra compañía forma parte del Grupo BNP Paribas, una entidad global con una larga trayectoria y que cuenta con la flexibilidad, la experiencia y el compromiso para mantener nuestro alto nivel de servicio en cualquier entorno de mercado, incluso en estos momentos tan difíciles. BNP Paribas Personal Finance en España, a través de su marca comercial Cetelem, es una compañía que ha demostrado su robustez y capacidad de adaptación en el pasado, y afrontamos esta crisis con un modelo de negocio diversificado, una cuenta de resultados sólida, y con un equipo de profesionales excepcionales. No tengo duda de que juntos pasaremos esta difícil situación y saldremos más fuertes y unidos.

Cuento con todos vosotros. Y aún más importante, nuestros clientes y nuestros partners cuentan con nosotros.

Una vez más, gracias a todos, y mucha salud.

Franck Vignard
Director General de BNP Paribas Personal Finance en España

Compartir este artículo

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

5 + 9 =


Buscar

Twitter