RIO 55 obtiene la certificación BREEAM de construcción sostenible

Las nuevas oficinas de BNP Paribas Personal Finance en España, RIO 55, han obtenido la certificación de referencia de construcción sostenible: BREEAM Very Good

BREEAM® fomenta una construcción más sostenible que repercute en beneficios de ahorro, salud y ambientales para todas las personas vinculadas a la vida de un edificio.

Estamos orgullosos de esta certificación ya que en línea con el compromiso del Grupo BNP Paribas seguimos contribuyendo al impacto positivo en el medioambiente y la sostenibilidad.

La metodología del certificado BREEAM

La certificación BREEAM consiste en un sistema de puntos muy sencillo y transparente que evalúa características ya definidas de los edificios en distintas fases de desarrollo: diseño, construcción, mantenimiento, acondicionamiento interior, etc. Las categorías evaluadas son diez: gestión, salud y bienestar, energía, transporte, agua, materiales, residuos, uso ecológico del suelo, contaminación e innovación. Cada una de estas ellas aborda los factores más influyentes, entre ellos el diseño de bajo impacto y la reducción de las emisiones de carbono; la durabilidad; la adaptación al cambio climático y el valor ecológico y la protección de la biodiversidad.

Por otro lado, el certificado BREEAM clasifica los edificios en función de un sistema de créditos agrupados en nueve categorías principales y premia medidas que contribuyan a un mayor bienestar de los ocupantes del inmueble y la protección del medio ambiente.

Todo esto se tiene en cuenta a la hora de obtener un resultado ponderado, único y global que permitirá definir en qué rango BREEAM se encuentra el edificio: aprobado, bueno, muy bueno, excelente.

El proceso de certificación con la metodología BREEAM

La certificación la realiza un asesor independiente que se encarga de reunir toda la información y todas aquellas evidencias que permitan a un edificio obtener el certificado BREEAM.

Y es que el certificado BREEAM tiene grandes beneficios

La gestión de un edificio certificado suele ser considerablemente más eficiente que la de uno sin certificar. Esto se debe a que los edificios sostenibles hacen un uso más sostenible de la energía gracias a su diseño y tecnología utilizada.

También ofrecen una gran cantidad de beneficios para las personas que viven y trabajan en ellos. Normativas como BREEAM ayudan a crear lugares de trabajo con una buena calidad del aire en el interior, buena iluminación con aprovechamiento de la luz natural y una mayor percepción de confort.

Como anécdota, en la certificación se ha analizado desde el consumo de agua de las plantas del jardín hasta la composición del jabón de los baños.

Compartir este artículo

Buscar

Twitter