Hablamos con Agustín Gonçalves y Javier García, de la Escuela Baloncesto Para Todos

Este año celebramos el decimocuarto aniversario de la Escuela Baloncesto Para Todos, iniciativa impulsada en colaboración con Down Madrid y Fundación Estudiantes, cuyo objetivo es favorecer y fomentar la participación de personas con síndrome de Down y discapacidad intelectual en actividades deportivas individuales y colectivas, garantizando tanto el derecho a su práctica como la integración en su entorno. Es para nosotros un orgullo poder decir que somos la única empresa que lleva apoyando el proyecto desde su inicio ininterrumpidamente.

Hemos hablado con el jugador Agustín Gonçalves y con el entrenador Javier García, a los que agradecemos que nos hayan concedido estas entrevistas donde nos cuentan cómo funciona la Escuela Baloncesto Para Todos en tiempos de Covid. Sin partidos, han tenido que cambiar sus rutinas de entrenamientos ya que solo pueden entrenar en grupos de seis. Esperamos que pronto vuelvan a disfrutar de los partidos y de los entrenamientos con normalidad.

Javier García, Entrenador Escuela Baloncesto para todos:

– ¿Cómo ha sido la vuelta a la normalidad después de la cuarentena? ¿Cómo has encontrado a los chic@s?

La verdad es que ha sido un placer volver a la acción y ver a los chicos. Sobre todo enseñarles y entrenarles.

Muchos de los deportistas arrastran secuelas del confinamiento y mucho estrés. El deporte es una herramienta perfecta para paliar esas secuelas para retomar una cultura del bienestar, su vida diaria, y paliar las secuelas que la pandemia ha dejado en la salud de las personas con discapacidad intelectual.

– ¿Qué es lo que más has echado de menos de no poder entrenar?

A los chic@s, aparte de compartir momentos con ellos echaba de menos aprender de ellos.

– ¿Qué ha cambiado el COVID en la rutina de entrenamientos? ¿Cómo se han adaptado los entrenamientos y los partidos a esta nueva realidad, asegurando la protección de los jugadores?

Bueno, está siendo una temporada un tanto extraña. Lo primero porque no hay competición, y en cuanto a los entrenamientos, el tema de dividir a los grupos con un máximo de seis jugadores hace que los entrenamientos sean algo distintos. Pero con las ganas que teníamos de volver y la ilusión que le ponemos en cada entrenamiento la balanza se compensa.

– ¿Qué resumen haces de esta temporada del equipo “Baloncesto Para Todos”?

La resumiría en cuatro palabras:

  • Ilusión: Por las ganas con las que vienen a todos los entrenamientos nuestros deportistas.
  • Trabajo: Por todos los conocimientos y el trabajo que hacen nuestros deportistas en cada entrenamiento.
  • Esfuerzo (sobreesfuerzo): Por lo duro que se está haciendo los entrenamientos con las mascarillas y aun así lo estamos superando y con nota.
  • Compromiso: Porque a pesar de toda esta “nueva normalidad”, estamos demostrando lo mucho que nos gusta el baloncesto, yendo todos los días a entrenar.

– ¿Qué valores aporta el equipo “Baloncesto Para Todos” al Club Estudiantes, como parte de su cantera?

Los valores principales son: Perseverancia, superación, respeto y amistad.

– ¿Qué es lo que más les gusta a los chavales de la escuela? ¿Son competitivos?

Lo que más les gusta es poner en práctica en los partidos todo lo que aprenden en los entrenamientos. Son muy competitivos, pero algo muy bueno que tienen es que saben ganar y saben perder.

– ¿Qué les aporta el deporte?

El deporte es una herramienta de preparación para la vida, mejora su salud tanto física como psicológica. Les ayuda a relacionarse con compañeros y entrenadores.

– ¿Y a ti qué te aporta esta experiencia a nivel personal?

Sinceramente, a mí me da la vida, todos los sábados durante las tres horas de entrenamientos gano energía para darlo todo durante toda la semana.

– ¿Qué es lo más satisfactorio de tu trabajo como entrenador de la Escuela? ¿Y lo más complicado?

Aprender de nuestros deportistas. Sin duda, lo más complicado es ver lo mucho que el COVID ha afectado a alguno de nuestros deportistas, está siendo muy duro, verles sufrir, que te cuenten el miedo que tienen a perder a sus seres queridos, a contagiarse de COVID… muchos han perdido sus empleos y tienen secuelas de ansiedad y aislamiento.

– ¿Cuál ha sido tu momento más especial con el equipo?

No podría elegir un momento especial. Todos los sábados ocurren situaciones especiales, momentos únicos y sensacionales. Ahora se valora cada momento vivido, cada sonrisa capaz de traspasar mascarillas y sabemos que gracias a vuestro apoyo, muchas sonrisas son posibles cada semana.

Agustín Gonçalves, Jugador de la Escuela Baloncesto para todos:

– ¿Cómo te lo has pasado en esta temporada de la escuela “Baloncesto para todos”?

Muy bien. Lo primero, porque hemos vuelto a entrenar, y lo segundo, porque he vuelto a ver a mis compañeros y entrenadores.

– ¿Cómo ha sido la vuelta al equipo después de la cuarentena?

Para mí ha sido genial, porque estar encerrados en casa era muy duro.

– ¿Qué es lo que más has echado de menos de no jugar?

Ver a mis compañeros y entrenadores, y seguir aprendiendo.

– ¿Os habéis adaptado ya a jugar con mascarillas?

Vamos poco a poco. Todavía se me hace difícil en algunos momentos poder respirar bien.

– ¿Qué es lo que más te gusta de jugar al baloncesto?

Poder aprender cada día de mi entrenador y ayudar al equipo.

– ¿Quién es tu jugador profesional favorito?

Arteaga.

– ¿Cuál ha sido tu momento más especial con el equipo?

El día que me dijeron que mi entrenador iba a ser mi entrenador. Me enseña mucho en todos los entrenamientos.

Si te lo perdiste, con motivo del Día Mundial del Síndrome de Down, que tuvo lugar el pasado 21 de marzo, quisimos compartir con vosotros esta charla de jugadores a jugadores. Nuestros chicos y chicas de la Escuela de Baloncesto para Todos entrevistaron a los jugadores del Movistar Estudiantes Edgar Vicedo y Víctor Arteaga:

Compartir este artículo

Buscar

Twitter